Quién fue el inventor de la tarjeta de crédito

Corría el año 1950 cuando, producto de las cosas del destino y de la vida, se encontraban cenando en un restaurant considerado medio lujoso para la época, los señores: Frank Mc NcNamara, Alfred BloomingDale, y Ralph Sneider, quien era el abogado del Señor McNamara.  Luego de cenar los dos hombres de negocio con el abogado de Mc Namara de por medio, continuaron con sus discusiones y cuando pidieron la cuenta se dieron percataron que no tenían suficiente dinero para cancelar la cuenta por lo que McNamara tuvo que llamar a su esposa para que le trajera los dólares que hacían falta para cancelar la cuenta. De esa situación tan jocosa, surgió quién fue el inventor de la tarjeta de crédito.

Aquella situación incómoda de quien fue el inventor de la tarjeta de crédito se generó la idea de unir varios restaurant con la idea de que los atendieran sin necesidad de cargar dinero en efectivo y fue así como nació DinersClub la primera compañía de tarjetas de crédito en el mundo. Por esa época la utilizaban un limitado número de hombres de negocios y millonarios.

Evolución de las tarjetas de crédito

Corría el año 1958 y por esas fechas las tarjetas de crédito comienzan su evolución expansiva y fue el señor Joe Williams quien era el gerente del Bank of America, decidió entregarles a los 60.000 habitantes de la ciudad de Fresno en California EE.UU, la misma cantidad de tarjetas de crédito.

La gente comenzó a utilizarlas y al segundo año de tenerlas ya habían gastado cerca de 60 millones de dólares; y fue por esa época cuando cambia de nombre por el de Visa y desde esos inicios ha mantenido ese nombre alrededor del mundo. Igualmente ese mismo año American Express inicia su exitosa carrera que ha mantenido hasta los momentos.

Por su parte, MasterCard originalmente nace de la fusión de Marine Midland Bank, HSBC Bank of USA y Card Asociation para crear el Master Charge, la tarjeta interbancaria; por esa fecha en año 1967 y a partir del año 1979 se denomina MasterCard hasta la fecha habiendo logrado gran penetración en los mercados internacionales.

Con esa demostración las tarjetas de crédito dejaron de ser un producto de uso exclusivo para las elites y su uso fue extendiéndose paulatinamente alrededor del mundo hasta el día de hoy que las conocemos tal como son en la actualidad; claro esta desde siempre ha existido la evolución que no es otra cosa que signifique mejorar lo que tenemos para buscar otra igual o similar que lo haga mejor o preste mejor servicio.

Hoy en día las tarjetas de crédito son las mejores compañeras

Los tiempos van cambiando vertiginosamente en el correr de los tiempos, múltiples preocupaciones ocupan nuestra mente todos los días, vas saliendo de tu casa y ya sales angustiado por lo que pueda suceder, por eso hoy en día las tarjetas de crédito son las mejores compañeras a la hora de pagar algún gasto imprevisto, o cuando necesitas comprar un medicamento muy costoso, o necesitas pagar un pasaje aéreo; en otras palabras son excelentes solucionadoras de problemas.

El dinero plástico alegra la vida

Desde que las tarjetas de crédito hicieron su aparición en el mercado internacional, la vorágine del consumo no se ha detenido sino más bien parece exacerbarse y eso según dicen los psicólogos es relativamente bueno si sabes conducirte coherentemente y no cometas desmanes que puedan complicarte la existencia. Porque hay que estar muy claros efectivamente el dinero plástico alegra la vida; pero también puede entristecerla de una manera muy peligrosa. Así que MUCHO CUIDADO.

¿Qué otros usos se le pueden dar a las tarjetas de crédito?

Cuando en condiciones normales se sale de compras y no alcanza el dinero se tiene que recurrir al uso de las tarjetas de crédito para solventar algunos problemas que con toda seguridad están esperando por soluciones y la manera más expedita de solucionarlos es dándole uso a ese maravilloso plástico versátil, revolucionario, y audaz que es la tarjeta de crédito, que en buena hora vino para quedarse entre nosotros porque que otros usos se le pueden dar a las tarjetas de crédito.

Con ellas encontramos soluciones prácticas a muchos de nuestros dolores de cabeza como cuando no nos alcanza el efectivo para cancelar los cauchos del vehículo, cuando tenemos que comprar un traje porque nos invitaron a una cena en el palacio de la Moncloa, de este modo ya sabes quién fue el inventor de las tarjeta de crédito, las mismas que posiblemente ya has usando en tu vida.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar