¿Qué resulta mejor para tus finanzas: auto nuevo o usado?

Comprar un carro no siempre es fácil para todos, dependiendo de tu trabajo, metas, gastos y oportunidades económicas puedes optar por comprar uno usado, el problema surge cuando pones atención a los detalles y no sabes qué resulta mejor para tus finanzas si comprar un auto nuevo o usado.

Lo primero que debes tener en cuenta es los gastos iniciales para cada auto, qué deberías invertir en él y cómo sería asegurarlo para luego hacer una comparación entre ellos.

Comprar un auto nuevo

Adquirir un carro completamente nuevo tiene sus ventajas, más allá del kilometraje que marca en 0 y el hecho de verlo completamente reluciente, directo de la fábrica, entonces ¿cuál es el inconveniente? Pues, el principal freno que tienen las personas para adquirirlo es su elevado costo, especialmente si los modelos que consideran son los más recientes.

Podrías ver otros modelos no tan recién salidos, muchas veces su antecesor te ofrece características similares sin que se vea tan excesivo el costo, pues si comprar el valor de un auto usado parecerá a simple vista que resulta mejor para tus finanzas el segundo, cosa que podría ser pero no siempre lo es.

La opción de comprar un auto usado

Los carros de segunda mano son muchas veces la opción cuando no se tiene un presupuesto alto, queremos evitar pedir créditos grandes al banco o no se cuenta con una forma adecuada de financiamiento. En este caso, puedes proceder, sin embargo vale la pena ser precavido del auto que adquirirás, pues, uno con uno nuevo ante cualquier falla seguramente contarás con una garantía, servicios y demás, con uno usado posiblemente ya no cuentes con la misma cobertura.

Lo mejor que puedes hacer es preguntar para conocer a fondo las razones de la venta del coche, hay personas que simplemente venden su auto porque tienen mucha liquidez y ahora tienen en mente comprarse un auto nuevo o ya lo hicieron, no les agrada el modelo o alguna característica del auto. Si ese es el caso, entonces podría resultar mejor para tus finanzas esta opción.

Otro panorama que se presenta, es que la persona esté vendiendo el auto por tener algunas fallas o desventajas, de las cuales debería infórmate de antemano, para que puedas hacer un cálculo de cuánto tendrías que invertir en optimizar el auto una vez adquirido. La falta de sinceridad es un problema que no puedes identificar con anticipación, así que puedes proponer un contrato compra-venta donde se prevean casos en que el auto presente algún defecto que sea previo a que lo adquieras.

¿Comprar un auto nuevo o usado?

La decisión deberás tomarla luego de tener dos presupuestos, uno del coche nuevo que mejor se adaptó en características-valor de lo que buscabas y el auto usado cuyo valor-estado y términos establecidos con su dueño actual sean favorables para ti, lo ideal es que puedas cubrir cualquier imprevisto con un auto usado y no te termine saliendo más caro que uno nuevo.