Qué no puedo comprar con mi tarjeta de crédito

Cuando la entidad bancaria le concede al cliente la posibilidad de tener una tarjeta de crédito, el tarjetahabiente abre una puerta para poder adquirir la mayoría de los bienes, productos y servicios existentes en el gran mercado del comercio mundial. Pues con una tarjeta de crédito se puede comprar prácticamente todo lo que desees sin la necesidad de tener dinero en efectivo en tu cuenta bancaria. A pesar de que con las tarjetas de crédito se tiene la opción para obtener lo que quieras de las tiendas, algunas personas se preguntan qué no puedo comprar con mi tarjeta de crédito.

La mayoría de las personas tienen el concepto en la mente de que todo se puede adquirir o comprar con las tarjetas de créditos. Pero es eso cierto, como dice un lema de una de las marcas de tarjetas de crédito más usadas a nivel mundial “hay cosas que el dinero no puede comprar…”, pero exactamente cuáles son esos productos que no puede adquirir una persona con sus tarjetas de crédito. En este artículo informativo voy a disipar ese dilema.

¿Qué se puede comprar con una tarjeta de crédito?

La persona que tenga una tarjeta de crédito tiene un poder adquisitivo, pues con esta el tarjetahabiente puede comprar cualquier producto realizando un préstamo al banco, es decir, difiere el pago en cómodas cuotas mensuales, pagando una tasa de interés impuesta por la entidad bancaria. Esta tasa de interés por lo general es de 24 % pero puede tener un monto superior hasta de 70 % de interés.

Sin embargo, el tarjetahabiente solo va poder adquirir los productos que puedan cubrir con el límite de su tarjeta de crédito. Debido que al momento de solicitar una tarjeta de crédito la entidad bancaria determina un monto limite según el salario que el cliente perciba, es decir, establece una cantidad de dinero a crédito para que sea usada por el mismo.

Por otra parte, a medida que el tarjetahabiente utilice la tarjeta de crédito y vaya cancelando las cuotas mensuales antes de la fecha de corte y, no se atrase en el pago de la misma. La entidad financiera premiara al cliente aumentando el monto para que este sea usado en la compra de productos realizadas en los negocios que estén afiliados a las plataformas que prestan este servicio, como lo son Mastercard, American Express, Visa, Diners Club y, acepten este tipo de medio de pago, es decir, por medio del uso de efectivo a crédito.

Las tarjetas de crédito mayormente son utilizadas por las personas al momento que quieren poder adquirir un producto y no poseen el suficiente efectivo en forma de débito. Con ellas se pueden realizar compras de cualquier tipo de cosas en el mundo, así como también son utilizadas para el pago de servicios.

Sin embargo, las personas suelen tener conciencia sobre el uso de las mismas, pues también terminan siendo una deuda con un préstamo que realiza el banco. Por tanto, suelen guardar su uso solo para situaciones de emergencia, como por ejemplo, en los casos de comprar algún electrodoméstico, línea blanca o equipo de computación, un plan turístico, pagar la estadía en un hotel, cancelar servicios médicos, ir al cine, comprar alimentos en establecimientos de comida, entre otros muchos usos que se le pueden dar.

¿Qué no se puede comprar con las tarjetas de crédito?

Ahora bien, como ya sabes solo vas a poder comprar los productos que estén al alcance del límite máximo de la tarjeta de crédito, es decir, dependes de lo que esta pueda cubrir. Po otra parte, con ellas no vas a poder comprar una casa, un apartamento, un carro último modelo, una avioneta, un yate, entre otros.

Pero si nos ponemos analizar el lema de una de las más famosas marcas de tarjetas de crédito “hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás existe…” propaganda en promoción de sus servicios de la empresa Mastercard.

Pero exactamente qué es eso que no se puede comprar con las tarjetas de crédito. La respuesta a este dilema lo damos desde el punto filosófico, de que la persona no puede adquirir ni comprar salud, bienestar, amor, y alegría. Esos sentimientos y emociones de calidez que solo pueden ser sentidas y no compradas con dinero.

Recomendaciones para el uso de las tarjetas de crédito

Lo más recomendable es que uses mensualmente la tarjeta de crédito. No temas endeudarte con el banco, pues si las usas todos los meses por una pequeña cantidad, le estarás dando movimiento, y esto hará que el banco te aumente el límite de las tarjetas de crédito. Eso sí debes pagarlas a tiempo y evitar retrasos en el pago de dicho servicio de préstamo.