¿Qué es una tarjeta de crédito y como se maneja?

Ven y descubre en el siguiente post ¿Qué es una tarjeta de crédito y como se maneja? Pero antes te indicaremos que para poder obtener una tarjeta de crédito, debes ser tarjeta habiente de la entidad bancaria a la cual deseas solicitar el plástico, y que por supuesto, debes ser mayor de edad para poder hacer ésta solicitud.

Básicamente una tarjeta de crédito, es una tarjeta plástica donde se encuentran todos tus datos, como nombres, apellidos, número de cédula de identidad, fecha de emisión y fecha de caducidad de la misma. También las tarjetas de crédito, suelen presentar a la vista la firma del tarjetahabiente. Las tarjetas de crédito, facilitan a las personas poder hacer pagos o compras con mayor facilidad sin tener que cargar encima dinero efectivo, amén de que además son un sistema de financiamiento.

Margen de financiamiento que se puede obtener a través de una tarjeta de crédito

El margen de financiamiento que se puede obtener a través de una tarjeta de crédito, depende de varios factores, pero de entrada te diremos que éste límite lo fija el ente crediticio. Esto quiere decir que una persona cuando solicita una tarjeta de crédito, posiblemente comience con un límite moderado, pero de acuerdo al comportamiento que el cliente vaya teniendo, se le irá aumentando paulatinamente.

Otro factor que marca una pauta definitiva en el monto del financiamiento que el banco te otorgue, va a ir definitivamente de la mano con tu capacidad de pago, la cual tendrás que demostrar con una constancia de ingresos y un balance personal, ambos deben ser elaborados por un contador público, quien a su vez, deberá estar debidamente autorizado por el colegio de contadores y quien debe estampar su firma, y el sello correspondiente con su número de profesional con el cual está inscrito y autorizado para extender este tipo de documentos.

Buen manejo de la tarjeta de crédito

Una persona responsable, debe hacer un buen manejo de la tarjeta de crédito, de esto depende absolutamente que llegue a ser un tarjeta habiente exitoso, y que pueda optar por tener varias tarjetas a la vez. También del oportuno pago de sus montos mínimos a pagar mensualmente, depende el hecho de que el límite de la tarjeta se le vaya aumentando progresivamente.

Hay personas que piden una tarjeta de crédito para hacer presunción de poseerla, pero que en realidad, no están capacitados para tenerla. Sobre todo las personas novatas, o las muy jóvenes, creen que una tarjeta de crédito, es un trofeo para exhibirlo, y mientras más tarjetas tengan, mas abren su cartera para exponerlas a la vista de la persona que les acompaña. Esto es ser realmente petulante e inmaduro.

¿Cuándo puedes utilizar tu tarjeta de crédito y para qué?

Bueno esto de ¿Cuándo puedes utilizar tu tarjeta de crédito y para qué? Es una pregunta muy relativa, de cuando poder utilizarla, te diremos que en el momento que te apetezca, siempre y cuando no la tengas copada y además esté activa, en cuanto a para que, también te diremos que puedes pagar lo que quieras siempre y cuando el establecimiento donde quieras pagar algo, acepte pago con tarjetas de créditos, ya que todos los negocios no están obligados a aceptar pagos mediante tarjetas. Hay negocios, que solo aceptan dinero efectivo.

Sin embargo te diremos que debes saber manejarte muy bien con tu tarjeta de crédito, no vaya a ser que te enredes, y luego no puedas honrar tu compromiso de hacer tus pagos mínimos de amortización al banco, y esto pueda acarrearte problemas financieros. Lo aconsejable, es que pagues con tu tarjeta, esos pagos que has adquirido de manera fija para pagar mensualmente, como lo son la compra de un vehículo, de una vivienda o de cualquier otra cosa como el colegio de los chicos.

Cuando recibas tu salario, o cualquier entrada de dinero que tenías destinado para hacer estos pagos, entonces los dispones para cumplir tu compromiso con el banco, como quiera que todas estas cosas, se pueden hacer vía internet, de esta manera te evitas el riesgo de cargar encima dinero efectivo. Actuando de ésta forma, tú mismo irás creando un crédito rotativo que te le dará bastante movimiento a tu tarjeta de crédito.

Las personas que actúan de ésta manera, lograrán  que en corto plazo, les sea  aumentado el límite crediticio a financiar. Si es tu deseo, puedes autorizar una extensión de tu tarjeta de crédito en favor de algún familiar o de tu conyugue, con el fin de que ellos se puedan también beneficiar de la comodidad de no tener  que cargar con dinero  efectivo.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar