¿Qué es el CVV o CVC de las tarjetas de crédito?

Para poder saber ¿Qué es el CVV o CVC de las tarjetas de crédito? No dejes de leer este importante post, ya que algo muy importante que deben saber, es que sus siglas significan Card  Verification Value,  y es un código de verificación de la tarjeta de crédito bancaria, el cual sirve para confirmar, que el beneficiario de la tarjeta, es realmente quien la tiene en su poder.

Este código de verificación de la tarjeta de crédito, se compone de tres dígitos en las tarjetas VISA y MASTER CARD y aparecen impresos en la misma banda donde está estampada la firma del propietario del plástico.

La banda de seguridad donde aparecen estos tres dígitos y la firma del propietario de la tarjeta de crédito, se encuentra ubicado en la parte posterior de la misma, o sea en el reverso. Este código de seguridad, es utilizado como un método más de seguridad, en los casos en los cuales la tarjeta, no se encuentre en físico a la hora de una transacción bancaria como es el caso de alguna compra por internet, o tal vez si quieres hacer una compra o afiliación de pago por teléfono.

No es necesario cargar encima la tarjeta de crédito para poder usarla

Cierto que hoy en día, no es necesario cargar encima la tarjeta de crédito para poder usarla, si el usuario así lo decide, no necesita cargar con el plástico para todas partes, después de todo en tu gaveta de documentos en la casa o en la oficina, estarán a salvo. Claro que en este caso, debes ser el feliz poseedor de un smatphone, que entre sus maravillosas cualidades, le ofrece al usuario poder hacer uso de la aplicación para poder hacer pagos con su móvil, sin necesidad de cargar el plástico.

Con estos maravillosos avances de la tecnología con que cuenta hoy en día la gente, una persona, puede cancelar desde una compra mínima de un dulce en una fuente de soda, hasta la compra de una bufanda en cualquier parte del planeta que éste se encuentre, y todo esto vía online, usando tu terminal inteligente de Apple o Android.

Qué pasa si la persona desconoce la utilidad de alguno de los dígitos.

Vamos a decirte, qué pasa si la persona desconoce la utilidad de alguno de los dígitos como lo son el CVV o el CVC que forman parte de su tarjeta de crédito. Estos datos, se encuentran a la mano del poseedor de la tarjeta en forma virtual y por las dos caras desde las aplicaciones BBVA Wallet. Con estos dígitos a la mano, se facilitan y optimizan la seguridad de sus compras online. Con esto, se minimizan por supuesto la cantidad de compras fraudulentas.

Otra de las ventajas que te ofrece hoy en día, es poder consultar constantemente el movimiento de tus diferentes  tarjetas de crédito y de débito. También se puede activar, o bloquear las tarjetas si se has sido víctima de un robo, o simplemente se te han extraviado. De ésta manera, se ahorra la persona el tedioso deber de tener que acudir a una oficina de sucursal del banco.

En estas oficinas,  donde te someterán a tomar un número que a veces tarda tanto en salir en pantalla que la persona pudiera tener tiempo de hacer cualquier otra diligencia cercana, pero a veces la gente se aventura a hacer esto y cuando regresa ya ha pasado su turno y tiene que volver a tomar otro número o dejar su gestión para el día siguiente.

Existen otros dígitos claves de seguridad en tus tarjetas de crédito

Además de lo antes expuesto con respecto a las diversas funciones de los dígitos de tus plásticos, también te vamos a informar que existen otros dígitos claves de seguridad  en tus tarjetas de crédito como lo son la fecha de expedición, y la fecha de caducidad de tu tarjeta de crédito o débito. Estos dígitos, van expresados en formatos de MM/AA, o lo que quiere decir mes, año. Con esto se verifica, que quien está proporcionando los datos, tiene la tarjeta en su poder, y no es que simplemente se hubo con el número para hacer una compra fraudulenta.

Es necesario, que los tarjeta habientes, sean muy cuidadosos con sus plásticos, las personas que tienen acceso a tu tarjeta en físico, pudieran hacer una copia fiel de tu plástico, donde se encuentran todos esos datos inclusive pudiera aparecer tu propia firma.

También hay dos tipos básicos de códigos de verificación, y estos son el CVV tipo 1, que va encriptado en la segunda pista de la banda, y el CVV tipo 2, el cual es más frecuentemente utilizado por los titulares ya que se encuentra a la vista.