Para qué sirve un microcrédito

El microcrédito, también llamado préstamo de cuantía mínima, es un financiamiento otorgado por las entidades financieras, su característica principal es que para solicitarlo no es necesario que la persona presente entre los requisitos avales o una garantía. Esta clase de préstamo es un servicio muy sencillo para tramitarlo, pero para qué sirve un microcrédito. Por otra parte, este financiamiento especial está dirigido para aquellas personas de bajos recursos que requieren con urgencia el dinero, para cubrir los gastos de un improvisto en el ámbito personal o laboral.

Mayormente el perfil de las personas que acceden a esta clase de préstamo, suelen ser mujeres, inmigrantes, jóvenes desempleados, personas mayores de 45 años, personas con alguna discapacidad. Existen tres maneras para que la población española realice la solicitud de un microcrédito. A continuación es este artículo, te indicaré cuales son los tipos de microcréditos y para qué sirve cada uno.

El microcrédito otorgado por entidades financieras públicas

Al tramitar el microcrédito por un organismo público como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) o el Banco Europeo de Inversiones (BEI), estas entidades le van hacer un poco más rigurosos a la hora de la aprobación del mismo.

Por lo general, la solicitud del microcrédito ante estas instituciones, suele servir de utilidad para aquellas personas que ya tienen una pequeña empresa establecida, y necesitan un préstamo de dinero mayor a la cantidad habitual para lograr expandir su compañía o consolidar algún negocio.

La solicitud de microcrédito realizada por las entidades financieras públicas, debe ser solicitado por una persona que tenga en claro los objetivos de su empresa. Pues la banca pública es más estricta, y acceden en apoyar los proyectos viables y rentables, en los cuales el empresario tenga la visión de crecimiento del negocio, es decir busque la expansión de la franquicia a nivel nacional e internacional.

A pesar de que no requieren avales o garantías, los requisitos exigidos por los bancos públicos para la solicitud del microcrédito, son un pocos más engorrosos pero similares a los requeridos por las cajas de ahorro. Por otra parte, la cantidad máxima que puede solicitar el emprendedor es de 40.000 euros.

El microcrédito otorgado por las ONGs o las cajas de ahorro

El ciudadano español prefiere usar las cajas de ahorro para realizar la solicitud de los microcréditos, debido a que estas no son tan rigurosas a la hora de la aprobar el préstamo. Mayormente este microcrédito sirve de financiamiento para aquellas personas que desean comenzar el desarrollo de una microempresa, pero que no cuentan con los recursos económicos para hacerlo.

En España existen varias cajas de ahorros que ofrecen este servicio de microcrédito, algunas de ellas son las siguientes: Microbank la Caixa, BBK Solidario, Liberbank, CajaSol, Caja de Segovia, entre otras más existentes. Todas ellas tienen características en común, pues la tasa de interés suele oscilar entre los 3 al 5%. La cuantía aprobada no varía la máxima es de 25.000 euros.

El periodo impuesto como plazo para la cancelación del dinero es de cinco a veinte años. Por lo general, las cajas de ahorro no exigen comisiones. Ofrecen la facilidad de tener varios meses de ausencia de cobro de cuotas, dándole la oportunidad al emprendedor para establecerse económicamente. Por estas cualidades es que la mayoría de los autónomos y emprendedores utilizan las cajas de ahorro para solicitar un microcrédito.

El microcrédito otorgado mediante sitios web

Debido a la crisis económica española, las entidades privadas innovaron y crearon el servicio de microcréditos en línea. Los microcréditos online sirven para apoyar a los ciudadanos españoles que necesitan con carácter de urgencia un préstamo de dinero para cubrir cualquier imprevisto. Puede ser solicitado por una página web o por una aplicación en tu Smartphone. Los microcréditos solicitados a través del internet, suelen ser una clase de financiamiento que sirve para que la persona obtenga el dinero en un periodo máximo de 24 horas.

Esta clase de microcrédito no requiere ningún tipo de documentación, solo ingresar en la página web e indicar el monto, el número de cuotas para cancelarlo o el tiempo para hacerlo. También debes introducir algunos datos personales como el DNI, y el número de cuenta donde se va a realizar el abono del dinero.

Por ser un microcrédito en línea, la cantidad máxima que se puede obtener por el uso de este préstamo es de 1000 euros. Por lo general, esta cuantía suele ser útil a las personas para cubrir gastos personales como la compra de un repuesto para el vehículo, cubrir el costo de un medicamento o de alguna consulta médica, entre otros. De este modo, ya tendrás en cuanta cómo y para qué sirve un microcrédito.