MANEJO BIEN MI DINERO O SOY UN DESPILFARRADOR. COMO MEJORAR MI COMPORTAMIENTO

Cada persona es un mundo en lo que se refiere a cuestiones de manejo del dinero, pero lo que si es claro es que existen formas de manejarlo mejor.

Son preguntas que debes hacerte constantemente: Tengo prioridades? Manejo bien mis créditos? Debo endeudarme? Distribuyo mi dinero en lo verdaderamente importante? Compro por impulso? Estas preguntas son vitales a la hora de analizar tus finanzas.

Si te tratas de una persona que compra por impulso sin pensar en las consecuencias, sin el mínimo pensamiento de racionalidad, entonces estas en serios problemas y debes reconstruir este rasgo de personalidad. Debes comprar lo que consideres relevante, pero no todo es relevante, así que aprende a priorizan, de hacerlo correctamente podrás pensar en algún capricho.

Si además de comprar por impulso no priorizas tus necesidades, dado que te encargas de comprar sin pensar, sin medir y sin revisar tus necesidades aportando a tu calidad de vida, entonces el dolor de cabeza crecerá. Por ello debes aprender a priorizar, a distinguir entre lo verdaderamente importante y así definir unos parámetros de gasto y de compra.

En cuanto a endeudarse? Esta es una pregunta clave y no estar mal aplicar a un crédito, si se trata de cubrir una expectativa de vida o una necesidad de crecimiento propio, es decir una vivienda, un vehículo, tu empresa y siempre dentro de tus posibilidades, de hecho una vida financiera bien construida es una excelente carta de presentación.

La distribución del dinero debe ser clara racional y contundente, esto significa que destinarás las partes adecuadas para cubrir tus compromisos, una parte para el ahorro y otra para la inversión y no olvides otra para cubrir cualquier imprevisto. Estas es una excelente forma de manejar el dinero y tener cubiertas todas las áreas financieras de tu vida. Esto implicara una vida emocional y personal consecuente con tu economía.

Un tema que todos deberíamos tener en cuenta es el de invertir o aprender a  hacerlo, pues el ahorro finalmente solo es ahorro, pero la inversión se multiplica, ahora bien, debes hacerlo de manera racional igualmente. Incluso  educarte hace parte de dicha inversión. Pues el conocimiento es poder y  más cuando se hace con el ánimo de generar riqueza.

Algo muy importante a tener en cuenta es no gastar más de lo que ganas, pues de otro modo tendrás que optar por un préstamo y esto no será una solución, sino por el contrario el camino equivocado. Solo cuando seas capaz de producir más de lo que gastas podrás pensar en otras alternativas de compra.

Eres de los que no hace su presupuesto personal? Pues es el momento de que empieces a hacer un presupuesto mensual donde organices todos tus conceptos, prioridades, fechas, gastos fijos, inversiones y todo lo necesario para llevar una vida financiera organizada y especialmente exitosa.

Todos tenemos la posibilidad de producir dinero y hacer nuestros sueños financieros realidad, se trata solo de constancia, dedicación, disciplina y organización.