Maneja tus finanzas de forma tan eficiente como una empresa

Que una empresa se mantenga en pie, durante mucho tiempo, se extienda, sea sede de nuevos puestos de empleos para más personas es un indicativo de una buena administración financiera. Si bien son muchos los profesionales que están tras esta organización, tú puedes aplicar dos principios básicos para manejar tus finanzas tan eficientemente como una empresa.

Con planificación, se pueden prever una serie de situaciones económicas para que ningún estado te caiga por sorpresa y siempre tengas un plan de acción elaborado. La clave de una administración financiera efectiva es el control de flujo de caja, y para saber sobre ello no necesitas tener un título en economía ni ser un genio matemático. Solo sentarte a anotar y sacar algunas cuentas.

Lo que vendrá y saldrá durante mínimo un año

Si quieres saber qué situación económica se te pondrá al frente, debes estar consciente sobre las cantidades de dinero que recibirás, por lo mínimo un año y lo que gastarás en ese mismo tiempo. Para hacerlo no requieres tanta rigurosidad como una empresa pero sí tabular lo que percibirás mensualmente. Lo fijo y extra que sepas es seguro, es decir no cuentes con el dinero del que no tienes certeza si efectivamente llegará a tus manos.

El segundo concepto que debes tener claro si quieres manejar tus finanzas con eficiencia es los egresos. Saca cálculo sobre tus gastos mensuales. No sabrás que imprevistos pueden surgir en ese tiempo pero lo adecuado sería que contaras con un fondo de emergencia y en situaciones así no tuvieses que usar tus ingresos regulares.

Teniendo ambos montos totalizados, deberás hacer una resta entre ellos. Puedes encontrarte con dos resultados:

  • Percibirás más dinero del que gastarás, estamos en el caso de un superávit.
  • Gastarás más dinero del que llegará a tus manos, es decir, hablamos sobre un déficit.

Manejar tus finanzas de acuerdo a la proyección

Una vez que tienes claro a que panorama te enfrentarás puedes emprender acciones y manejar tus finanzas con sabiduría. Si te hayas en un año donde habrás superávit, es momento que busques formas para invertir el dinero que entrará en escena y que no sea desvanezca o termine gastándose en cosas irrelevantes. Dependiendo de que tanto dinero estemos hablando puedes: ahorrar o invertir, en una pequeño o gran negocio. En todo caso no tomes a la ligera el proyecto de inversión que consideres para que te haga ganar más dinero y no cause pérdidas.

Si desafortunamente te has conseguido con un año donde el déficit marcará tus pasos, agradece saberlo de antemano, puedes cambiarlo: ya sea  modificando tus labores para ganar más dinero que el inicialmente contemplado, gastar menos de lo que calculaste o considerar adquirir un buen crédito, siempre vigilando que tasas te convienen más y en qué tiempo coincidirá el pago de las cuotas, que no se choquen con tus meses más exigentes económicamente hablando.

Si controlas este flujo sabrás cómo enfrentarte a situaciones difíciles aplicando los principios de la administración financiera en tu hogar.