Malos hábitos del uso de las tarjetas de crédito

Gran parte de los usuarios, suelen creer que obteniendo una tarjeta de crédito, van a poder comprar las cosas y contratar los servicios a su antojo sin después tener que pagar nada a cambio. Esto es un error muy grave, como todo, si no tienes un buen uso de tu tarjeta de crédito, estás, te podrían generar una deuda que te arruinarán la vida y es por eso que acá explicaremos algunos de los malos hábitos del uso de las tarjetas de crédito.

Las tarjetas de crédito deben observarse como un medio de pago, nunca como dinero extra. Crear una gran deuda sin saber luego si tendrás los medios para pagarla es una mala idea, dice el vocero Wolfgang Erhardt del Buró de Crédito, la compañía que se dedica a registrar electrónicamente tu historial y comportamiento crediticio.

Al inicio por ser estudiante, podrás acceder a varios tipos de productos: tarjetas de tiendas universitarias o departamentales otorgado por los bancos. Ahora, si en cambio acabas de empezar una vida laboral y cuentas con una cuenta nómina, lo más probable es que la entidad bancaria te ofrezca una tarjeta de crédito. Hay conceptos básicos que hay que conocer para tomar en cuenta para utilizar adecuadamente las tarjetas de crédito y así extraerle el mayor provecho, para que estas no se conviertan luego en deudas, las cuales pudiste haber evitado si tuvieras más conciencia.

Cosas que deberías saber antes de solicitar una tarjeta de crédito

Algo básico en las finanzas personales, dice así: si no trabajas ¿Con que pagarás? Si no tienes ingresos, ni pienses en sacar una tarjeta de crédito, advierte el director Ángel González, de la Organización Nacional de la Defensa del Deudor, empresa que se dedica a brindar defensa legal a deudores. Lo más conveniente antes de solicitar tu primera tarjeta de crédito es contar con una fuente de ingresos estable relativamente. Si tus ingresos varían, debes tener cuidado en los préstamos solicitados, en caso de tener una variación importante, presentarías problemas al pagarla.

Muchas personas se fijan en la tasa de interés, pero es importante también ver el “CAT” Costo Anual Total, que muestra cuanto te costara la tarjeta de crédito ya considerando las comisiones y la tasa de interés, Comenta la vocera Kathy Quintero, de Resuelve tu Deuda, asesora de personas endeudadas. Ejemplo, Existen tarjetas con una tasa de interés más baja en comparación a otras de su categoría, pero tienen tantas comisiones que las vuelven más caras que la competencia.

Consejos para evitar malos hábitos al usar las tarjetas de crédito

Pregunta de cuánto es el cobro que la entidad financiera te hace, sencillamente para mantener activa tu tarjeta. Mientras más beneficios ofrezcan las tarjetas de crédito, más alta puede ser la cuota. Es aconsejable utilizar solo una tarjeta de crédito,  si te ofrecen otra con una menor tasa de interés y menores comisiones que la anterior, reemplázala, pero no conserves la primera. Cuando tienes más de una tarjeta, es fácil perder el control de las deudas y las fechas de pago de cada una.

Cancela las tarjetas que no usas, gran parte de las personas ven la tarjeta de crédito para usarla en gastos inesperados, pero tener tarjetas sin usar guardadas “por si acaso” es una muy mala inversión. Si tienes una tarjeta de crédito que no utilizas desde hace 10 meses, cancélala. A pesar de no usarla, la entidad bancaria te cobrará la anualidad y en algunas ocasiones, comisiones por falta de uso. Lo más recomendado, en casos de emergencias en los que tengas gastos inesperados, es contar con un ahorro en el banco de manera inmediata sin solicitar préstamo.

¿Qué cosas debes comprar y qué cosas no debes comprar con las tarjetas de crédito?

Usa tus tarjetas de crédito solo para comprar bienes que tengan en la vida al menos tres años, como tabletas, computadoras o materiales específicos para tu carrera. También podrías utilizarla como modo de pago para algunos servicios como Uber o Netflix, pero procura pagar mensualmente, de no hacerlo tendrás una multa.No te vayas de farra con la tarjeta ya que si pagas la fiesta en plazos, la próxima vez que salgas a farra continuarás pagando con intereses lo que bebiste hace tres meses. Con una tarjeta de crédito, prácticamente podríamos comprar lo que quisiéramos, pero eso sí, siempre debemos tener cuidado con los malos hábitos del uso de las tarjetas de crédito, ya que de no hacerlo, posiblemente terminen con una deuda impagable.

Identificar hasta dónde puedes endeudarte

Si aun vives con tus padres y tus gastos son bajos, no te confíes, mejor procura sugerir que el pago de tus deudas no sobrepasen el 30 % de tus ingresos mensuales. Si tus ingresos cambian y te gustaría saber cuál es tu capacidad de pago, considera como ingresos fijos un monto moderado, y haz la misma operación, queriendo decir, con el rengo más bajo de ingresos que tengas. Si obtienes una línea de crédito, esto no quiere decir, que sea tu capacidad de endeudamiento real.

Obtienes la capacidad real de endeudamiento restando a tus ingresos mensuales fijos, todos tus gastos, incluyendo un monto mensual fijo destinado al ahorro. El dinero restante, es tu capacidad de pago. Si tienes malos Hábitos en el uso de tus tarjetas de crédito, con tu primera tarjeta de crédito que adquieras, lo más probable es que será negativa tu relación con el crédito en el futuro.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar