Línea de crédito, tarjeta de débito y de crédito

Definitivamente que poseer una línea de crédito, tarjeta de débito y de crédito, es una gran ventaja de la cual ningún ciudadano moderno debe privarse. Hoy en día todas las personas solventes, manejan una línea de crédito con el banco de su preferencia. Esto le facilita a la persona poder realizar sus pagos y sus compras de manera más segura al no tener que cargar dinero efectivo encima, minimizando así el riesgo de perderlo por extravío o por ser víctima de un robo.

Hay una diferencia bien marcada entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito, como la palabra lo  indica, mediante la tarjeta de crédito, el banco te está otorgando un margen de financiamiento, con lo cual puedes gastar más de lo que tienes ahorrado en la entidad financiera, o aún puedes no tener nada de dinero, y el banco te presta. Mientras que con la tarjeta de débito, solo podrás gastar máximo el monto que poseas en tu cuenta.

Obtener una tarjeta de crédito de tu banco

Te diremos que para obtener una tarjeta de crédito de tu banco, solo tienes que solicitarla personalmente, o por vía internet, es lógico, que tus relaciones con la entidad financiera, deben ser muy buenas. Si por alguna casualidad, le has solicitado un préstamo, y has incumplido con tus pagos debidamente, ni sueñes que encima, te van a extender una tarjeta de crédito. Si por el contrario no has tenido ninguna mala experiencia al respecto, anímate hoy mismo y solicítala.

Una tarjeta de crédito te brinda muchos beneficios, el más importante de ellos, es poder sacarte de apuros en caso de algún gasto imprevisto. El banco te ofrece mediante un comparador, las opciones que más se ajusten a tus necesidades, desde el monto de crédito que quieres obtener, el cual va desde los quinientos euros hasta los seis mil euros. Claro que para comenzar, lo más probable y aconsejable, es que se comience desde abajo, y el crédito lo irán aumentando gradualmente según el comportamiento del tarjetahabiente.

De todas maneras el monto a financiar, lo determina la entidad bancaria a su propio criterio, el cual se basa en la capacidad de pago que la persona tenga para optar por un financiamiento mediante una tarjeta. Claro que estos datos referentes a la capacidad de pago, deben ser debidamente respaldados por una serie de documentos como lo son un balance personal y una constancia de ingresos.

Requisitos para obtener una tarjeta de crédito

Entre los requisitos para obtener una tarjeta de crédito, están los mencionados en el párrafo anterior que son un balance personal de activos y pasivos y una constancia de ingresos, los cuales deben ser elaborados por un profesional en la materia, como lo es un contador público, quien a su vez debe estar autorizado por el colegio de contadores públicos, y debe ir debidamente firmado y sellado por éste.

Entre otros requisitos que debes presentar ante la entidad bancaria, están tu cédula de identificación, y varias referencias bancarias y comerciales emitidas por los entes pertinentes, también debes llenar una planilla de solicitud donde te pedirán una serie de informaciones como lo son tu nombre y apellido, tu dirección actual de domicilio y de trabajo, números telefónicos y los de algunos familiares.

¿Qué es una tarjeta de débito y para qué sirve?

Te diremos de inmediato que es una tarjeta de débito y para qué sirve, ya que está, es una tarjeta de plástico, que al igual que la de crédito, te evita tener que cargar con dinero efectivo encima, pero con la salvedad, de que el banco que te la extiende, no te está financiando nada, sólo te está brindando la comodidad de que puedas presentar tu tarjeta para hacer tus compras, sin tener el dinero en físico, pero solo podrás gastar un máximo del dinero equivalente al que tienes en tu cuenta.

La ventaja de la tarjeta de débito, es que la puedes utilizar tú mismo, o se la puedes dar a cualquier persona para que haga las compras o pagos por tí, claro está que en este caso, debes proporcionarle el número de la clave que tú le hayas asignado a tu tarjeta de débito, por lo cual, debes tener cuidado de no dársela a un desconocido, ya que podría gastar más de lo que tú le hayas autorizado. Aunque de todas maneras, lo normal es que al pasar la tarjeta, te llegue de inmediato un mensaje a tu móvil, acusando la transacción realizada.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y POLITICAS DE PRIVACIDAD. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar