Formas efectivas de administrar tu primer salario

Es mucha la emoción que se tiene cuando se inicia a trabajar, en especial si es la primera vez que se hace y se tiene en mente que dentro de poco se contará con el primer salario ganado con esfuerzo propio. Aun así podría ser que ese dinero se escape de tus manos si no sabes administrar tu primer salario.

Todo el dinero que percibimos debe ser bien manejado, en pro de garantizar contaremos con una suma que asegure nuestras necesidades en cualquier momento, lo emocionante de tener un pago por primera vez puede hacer que olvidemos muchas veces que es un dinero más esperado que lo que verdaderamente dura. Si lo administras efectivamente podrías evitarte una mala experiencia, por lo que sería bueno tomaras nota de estos consejos.

No comprometer tu primer salario antes de tenerlo

Como una de las situaciones más comunes está la de endeudarse y que estas deudas superen lo que percibirás por tu primer salario. Puede deberse a dos motivos: el primero, es que no estás claro de cuánto verdaderamente recibirás, lo cual es una cantidad que debes aclarar con tu contratante desde el inicio. O la segunda es que no otorgues importancia a tener que improvisar y sacar dinero de otras fuentes para cancelarlas.

Lo que debes siempre pensar es que si lo debes antes de tenerlo, no lo disfrutarás en lo más mínimo.

No gastarlo en su totalidad en lujos

Puede que hayas superado la etapa previa a tenerlo en tus manos, y no haberlo endeudado, pero el reto de administrar tu primer salario continúa una vez que lo tienes en tus manos. Son muchos los bienes materiales o servicios de lujo que se sueñan tener cuando trabajamos, el problema está si creemos todos deben ser cumplidos de una sola vez. Si lo haces y adquieres muchas cosas, tendrás lo que querías pero para nada estarás garantizando poder mantenerte con tu propio pago.

Pensar que el segundo sueldo cubrirá lo que el primero no

Derivado de los dos errores descritos previamente en los que no debes caer, está el hecho de creer que con un segundo sueldo podrás hacer más cosas que aquellas que planeas con el primero. Ten presente que a menos que sea un trabajo muy bueno donde cada pago te lo incrementen (cosa prácticamente imposible), el siguiente será casi el mismo monto, por eso el autocontrol es lo único que te permitirá no caer en la ruina.

No ahorrar

Ahorrar es una actividad que ciertamente necesitas tener en cuenta cada vez que recibas dinero. Por eso aunque creas es algo que puedes dejar para una vez que tengas varios sueldos percibidos, la realidad es que no sabes que pasará a futuro y debes empezar a ganar solidez económica. Esa solidez incluye administrar tu primer salario entre los gastos básicos, actividades recreativas, no excederte en lujos y ahorrar una cierta parte del dinero.

Quizás inicialmente te pueda parecer algo difícil dejar de hacer lo que has planeado con tu salario e incluir en tu lista otras actividades pero son cosas que debes tener en cuenta para, desde un inicio gestionar óptimamente tu sueldo.