EN REALIDAD LAS PERSONAS APRENDEN DE LAS CRISIS ECONOMICAS?

Se habla de un escarmiento a la hora de pasar una crisis económica, pero si bien es cierto que los seres humanos tenemos comportamientos constantes a través del tiempo, así que la pregunta es si en realidad una crisis es suficiente para aprender.

La respuesta es concreta infortunadamente no se aprende de las crisis económicas y cuando se ve un respiro de dicha crisis se inicia una nueva experiencia financiera sin importar las consecuencias, así que es repetitivo una y otra vez el mismo comportamiento financiero, pues se trata de vivir a tope.

Igualmente el mismo modelo económico, el consumismo cada vez mayor, la tecnología, la estética, la educación avanzada y muchas más vertientes incitan a la adquisición de deudas continuas, pues es un modelo que agrada a todos, sin medir el riesgo.

Es claro que estamos movidos por motivaciones diferentes, pero finalmente siempre giran en torno a lo mismo y esto nos lleva a obtener bienes materiales, lujo extremo y mucho más si se puede, por tanto que mejor que someterse a créditos interminables, tarjetas de crédito con cupos amplios que producen el placer de comprar y que importa si al final si se puede pagar pues estará bien o sino que mayor justificación que el hecho de haber disfrutado lo comprado.

Todas estas prácticas resultan inamovibles en los seros humanos en general, pero es posible mejorarlas, esos significa que al menos podemos llegar a cambiar ciertos hábitos financieros y obtener una vida de lujo y extremos, pero sin endeudarnos. Y se preguntaran nuestros lectores, pero como puede ser posible sin endeudarse ni rendirse a los créditos que abundan a diario en la publicidad, en cada cartel, en cada esquina. Puedes inventar una idea de negocio o generar de cualquier manera mayores ingresos o bien si realizas un préstamo o crédito que sea para utilizar en aquella idea empresarial, eso si que sería una buen forma de acceder a un crédito sin afectar tu vida financiera, sino todo lo contrario, para aumentar tus ingresos y mantenerte estable ante cualquier situación.

Puede que no aprendas de una difícil situación, pero si te hace más fuerte y más creativo, así que de esta forma pues si tiene impacto positivo el pasar dicha situación, tal vez no cambie tu visión de las deudas, pero si la visión de la vida y ahora quieres hacer más cosas para conseguir más ingresos y sin importar si vas a pedir un crédito o no, ya estas buscando otras alternativas, otras fuentes de ingresos para alcanzar tus sueños materiales.

El pasado de tus finanzas ya no importa, importa como las llevarás de ahora en adelante, así que si quieres actuar hazlo ya y no esperes a otra crisis, pues eso ya es parte del pasado y ahora sabes cuales son tus debilidades y como debes combatirlas para alcanzar aquello que tanto te gusta sin limitarte ni esperar un milagro. Las finanzas sanas generan tranquilidad y la tranquilidad calidad de vida.