El boom de las tarjetas de crédito en España

Corría la década de los años 60 cuando hacen su aparición las famosas tarjetas de plástico creando el boom de las tarjetas de crédito en España. Trayendo consigo una revolución comercial a la que se acogieron millones de españoles en su afán de disfrutar las ventajas de obtener algunas cosas en el momento para después pagarlas en cómodas cuotas mensuales. Condición que resultaba muy atractiva para muchas personas.

Fue a partir de los años 80 cuando el uso de las tarjetas de crédito se popularizó en España. Hoy en día las utilizan más del 75-80 % de la población y es muy común que el público tenga en su bolsillo más de una tarjeta de crédito.

¿Cuál será el futuro de la tarjeta de crédito en España?

Consideradas como el mejor medio de pago por excelencia ¿Cuál será el futuro de la tarjeta de crédito en España? Es como una pregunta inusual y fuera de lugar toda vez que la tecnología ha hecho avances importantes para garantizar la seguridad en el uso de las mismas, minimizando las posibilidades de estafas y de fraudes.

Así como también la aplicación del sistema ultramoderno denominado contactless lo que asegura que solamente acercando la tarjeta al terminal electrónico TPV sin necesidad de pasarla por el lector de banda magnética ni introducirla en el lector por lo que no habría necesidad de decir los datos personales. El futuro del uso de las tarjetas de crédito está asegurado por muchos años.

¿Cuántos negocios están afiliados al cobro por medio de tarjetas electrónicas de crédito?

Se estima incalculable cuántos negocios están afiliados al cobro por medio de tarjetas electrónicas de crédito porque este es un medio de pago que llego a España hace muchos años para quedarse y brindar a millones de españoles la posibilidad de cancelar compras y consumos de bienes y servicios para luego ser pagado en cómodas cuotas mensuales y consecutivas con el recargo de una pequeña cantidad asequible de intereses. Se estima que la cantidad de millones de euros que se transan en los diferentes puntos de venta colocados a lo largo y ancho del país supera con creces muchos millones de euros al día.

La economía de España va acompañada del uso y pago electrónico con tarjetas de crédito

Las grandes evoluciones monetarias giran en torno a la economía de España va acompañada del uso y pago electrónico con tarjetas de crédito que cada día que pasa se hace más necesaria e imprescindible porque le evita a mucha gente tener que cargar mucho dinero en efectivo y a la vez le evita pérdidas de tiempo ya que el dinero lo cargan en cuenta de manera rápida y eficaz. También le permiten al usuario controlar los gastos porque todo aparece reflejado en el estado de cuenta bancario.

¿Vale la pena implementar un punto de venta en su negocio?

Contar con un terminal electrónico para cobrar con tarjeta de crédito vale la pena implementar un punto de venta en su negocio y puede elevar las ventas hasta en un 30 % o un 40 % porque las facilidades que ofrecen estos medio electrónicos supera con creces muchas expectativas a la vez que reducen significativamente la posibilidad de que te embarquen con algunos billetes falsificados, cuestión que aunque hemos avanzado mucho en asuntos de seguridad suele suceder en algunos casos con relativa frecuencia, más que todo cuando se acercan ferias o periodos vacacionales.

Las tarjetas de crédito son una opción cada día mas usada para pagar

El uso generalizado hace de las tarjetas de crédito son una opción cada dia mas usada para pagar y de hecho están consolidadas desde hace muchos años y según comentarios del Banco de España hay en circulación mas de 50 millones de tarjetas de crédito circulando a lo largo y ancho del país, impulsando el desarrollo potencial de nuestra patria posicionándonos como una economía fortalecida dentro de la Comunidad Europea de Naciones.

La gran ventaja como hemos dicho de las tarjetas de crédito es que nos permiten realizar nuestras compras para después pagarlas en cómodas y largas cuotas lo que nos alivia a todos en el grupo familiar, además las tarjetas de crédito cuentan entre otras cosas con la cobertura de un seguro que en caso de fallecimiento del tarjeta habiente la deuda queda totalmente cancelada, librando a los familiares de tener que cargar el peso de verse obligados a pagar esa deuda que si no hubiera sido por sentencia de justicia definitivamente firme y según jurisprudencia así quedó establecido para siempre.