Claves para decidirte entre ahorrar o invertir

Cuando el dinero llega a nuestras manos, hay una actividad que nunca debe ser omitida: ahorrar, aun así, cruza a veces por la cabeza otra opción: la de invertir ¿son mutuamente excluyentes? ¿Se hallan relacionadas? Podría serte muy difícil decidirte entre ahorrar o invertir, primero te invito a evalúar que te ofrece cada opción.

Decidirte a ahorrar

Ahorrar es una tarea sencilla, al menos en teoría, que nos enseñan desde pequeños, no hay más que hacer que destinar una parte del dinero que se recibe a una cuenta bancaria, o si eres tradicional, en una alcancía o hay quienes lo hacen incluso debajo del colchón (esto último nada recomendado). A medida que vas aportando dinero a esta suma, el monto se eleva, de modo que tienes un respaldo económico.

Te conviene ahorrar en todos los escenarios posibles, los beneficios que te brindará son:

  • Saber que cuentas con una suma de dinero propia que puedes destinar a gastos imprevistos.
  • Tener la posibilidad de cumplir un sueño a futuro, sin requerir buscar fuentes externas de financiamiento.
  • Contar con un capital propio para invertir.

A pesar de esto, existen opciones más llamativas que ahorrar, si lo que quieres es hacer crecer tu dinero. Ten en cuenta que ahorrando apenas recibirás un pequeño porcentaje de interés mensual, que casi siempre es mucho menor que la inflación. Conservarás tu dinero, en lo que se refiere a cantidad, más con el paso del tiempo no crecerá tanto como para tener la certeza de que podrás cubrir gastos futuros.

Además, hay que tener en cuenta, que los ahorros se acaban en algún momento, que tanto duren será dependiente de la cantidad que se tenía y cómo se hizo uso de la misma. He aquí cuando se perfila la segunda opción, la de invertir.

Decidirte a invertir

Cuando no te conformas con tener tu dinero guardado para algún plan sino que quieres obtener ganancias gracias a él, es momento de invertir. Así que considera hacerlo cuando lo que busques sea:

  • Obtener mayores rendimientos, por encima de los intereses abonados a una cuenta de ahorro.
  • Buscar una entrada de dinero continúa aun cuando te hayas retirado y no estés percibiendo un salario.
  • Si estás dispuesto a poner dinero en una opción que no es del 100% por ciento segura, dependiendo de su rentabilidad será más o menos riesgosa.

Para invertir tienes dos opciones, una es colocar un negocio propio, lo cual requerirá de ideas, esfuerzo y saber encaminarlo, una opción bastante exigente sobre todo para quienes buscan invertir no para asumir un trabajo sino tener ganancias extras. La segunda opción de inversión consiste en hacerlo en la bolsa de valores, adquiriendo acciones de compañías ya establecidas, de renombre, cuyos beneficios vendrán a ti dependiendo de la cantidad de acciones que poseas.

Invertir y ahorrar al mismo tiempo

Practicar el ahorro es una actividad que nunca puede ser abandonada, ni siquiera cuando se invierte. Así que ten presente que no tienes por qué decidir entre invertir o ahorrar. Si estás invirtiendo, estás generando ganancias y una parte de las mismas deben ser destinadas para tus ahorros personales.